review con precio, tráiler y experiencia de juego en PlayStation, Xbox y Windows

Cuando un juego que llevo esperando con ganas lo empiezo a jugar y veo que no me engancha como preveía, es que algo no va bien. Y resulta peor la sensación cuando lo que más que acaba entusiasmando es precisamente un modo en el que se rescatan mapas clásicos y con aquella jugabilidad de antaño en base a clases estándar. Es, básicamente, lo que me ha sucedido con Battlefield 2042 estos días.

No deja de ser curioso, porque no me disgustó en absoluto su beta de octubre, viendo el potencial que tenían los especialistas y esa guerra a mayor escala con muchas más posibilidades. Sin embargo ese entusiasmo se ha ido diluyendo a medida que le empezaba a ver las costuras y darme cuenta de que en realidad lo que más estaba disfrutando era precisamente lo único que no era novedoso…

Que la guerra sea más grande no significa mejor

Tengo sentimientos muy encontrados con este Battlefield 2042. De todo el equipo en VidaExtra soy sin lugar a dudas el mayor fan de esta veterana saga de DICE, pero no por ello puedo dejar de ser crítico. Y para empezar, al menos en mi caso, me dolió cuando EA anunció que prescindiría de campaña en esta entrega.

Que sí, que vale que Battlefield en sus inicios no tuvo campaña y era tan solo multijugador (Conquista, Asalto, etc), pero hoy por hoy hay que ofrecer distintas alternativas según la situación. Call of Duty: Vanguard, su rival directo este 2021, cuenta con campaña, multijugador online y modo zombis, sin ir más lejos. Y en el caso de Battlefield 2042, sus tres modos principales son exclusivamente online.

Alguien podrá ver arriesgada la propuesta al no incluir alguna sección free-to-play como sí hizo COD mediante Call of Duty: Warzone, pero para mí eso es lo de menos. El problema es que la calidad del conjunto en este nuevo rumbo para la saga de DICE (con ayuda de otros estudios de EA, como Criterion Games, Ripple Effect Studios o el equipo antes conocido como Ghost Games) no resulta del todo homogénea y aún tiene mucho margen de mejora. Como si necesitase un tiempo extra de cocción (otro más, vaya) para que sus ideas funcionasen a la perfección.

Me parece brutal que se haya elevado la cifra de 128 personas en cada partida (tan solo en PC, PS5 y Xbox Series, ojo; en PS4 y Xbox One se queda en 64), lo que repercute innegablemente en el tamaño de los mapas; pero a la vez es algo contraproducente porque siento que se deberían ajustar diversos factores, como ampliar el número de vehículos disponibles (aunque tan solo sean de transporte) para que no haya que recorrer grandes distancias a pie cuando nadie te recoge con su vehículo. Porque he notado que aquí la gente va muy a su bola y tampoco ha ayudado no disponer de chat de voz integrado (por ahora) de lanzamiento.

DICE ya dijo que lo implementaría en el futuro, pero se hace raro que no venga de serie al ser una característica esencial en esta saga al estar basada en escuadrones. No poder charlar con el resto del equipo para darles órdenes o comentar sobre la marcha lo que vamos viendo hace que pierda muchos enteros. Y no, no es lo mismo con el sistema ping, por muy práctico que sea a veces.

Que su lanzamiento se haya retrasado un mes indica que no estaba a punto y viendo que aún persisten ciertos bugs y glitches (sin ser tan marcados como en la beta, cierto es), amén de otras imperfecciones como una dispersión un tanto extraña con cierto armamento u otras imprecisiones, aparte de reapariciones caprichosas. Pero ya sabemos que por estas fechas tiene que haber duelo entre Battlefield y Call of Duty y hay plazos que cumplir. Luego se pulirá todo, vaya.

Leer más:  New Nintendo Switch Online ya tiene una fecha, un precio y una promoción perfectos para los fanáticos de Animal Crossing

Battlefield 2042 amplía sus horizontes a lo bestia

Detalles por mejorar aparte, la nueva escala de Battlefield 2042 es acojonante. Todos y cada uno de los mapas que debutan en esta entrega son de grandes dimensiones y disponen de elementos característicos que pueden acabar marcando la diferencia en plena batalla. Como un tornado que arrasa con todo a su paso. Además esta clase de elementos no son scriptados como sí sucedía con la levolución de Battlefield 4, lo que aquí se traduce en dos partidas distintas.

No deja de ser curioso lo expuesto anteriormente en relación a la ausencia de una campaña tradicional, puesto que estamos ante una secuela directa del citado Battlefield 4. Sin ir más lejos, ahí tenemos a Kimble «Irish» Graves como uno de los especialistas, cuya presentación en vídeo la vimos mediante el cortometraje Éxodo junto a otros rostros conocidos de aquella campaña. Es precisamente parte de lo que se echa en falta, al no haber esta clase de contenidos dentro del juego.

Algo tan básico como una sección con nuestras estadísticas aquí brilla por su ausencia. Por ahora tan solo disponemos de una ficha para seleccionar insignias, imágenes y chapas para nuestro perfil y que cualquier miembro del escuadrón lo vea al entrar o finalizar cualquier partida. Para presumir de ciertas hazañas de maestría o simplemente para dar una idea de nuestro estilo en plena batalla.

Ese círculo rojo enorme de arriba a la izquierda es el radio de acción del tornado…

Entrando en materia, el núcleo de Battlefield 2042 se sustenta bajo tres pilares claramente diferenciados: All-Out Warfare (Guerra total), Hazard Zone (Zona de Peligro) y Portal. La primera sección consta (por ahora) de tan solo dos modos míticos para la saga: Conquista y Avance. La segunda sección se corresponde a un nuevo modo que debuta en Battlefield consistente en asegurar y extraer datos mediante partidas con patrullas cerradas. Y finalmente Portal es una carta de amor hacia entregas pasadas al rescatar mapas clásicos con opción a editar infinidad de parámetros para crear reglas únicas. Esto último, eso sí, vía web.

El problema es que cada modo ofrece una experiencia irregular respecto a los demás. Veo el potencial de la nueva escala para las batallas en All-Out Warfare, pero hay demasiados inconvenientes (por ahora) para que la satisfacción sea óptima. Y no me refiero a incongruencias (por bug), como que un hovercraft pueda trepar por las paredes como nuestro amigo y vecino Spider-man, creando el caos en Avance cuando la zona objetivo está en un rascacielos, sino por un cúmulo de sensaciones con los disparos, las enormes distancias o que ya no haya «clases».

Si bien agradezco que DICE se haya arriesgado con los especialistas para darle un toque de frescura a las clases que estaban tan arriesgadas en la saga, noto que no todos los especialistas son igual de útiles y que habría que balancearlos un poco.

Los especialistas llegan para cambiar las reglas

Comprendo el enfado por suprimir las clases tradicionales, al igual que ese espíritu por evolucionar como han hecho otros FPS con personajes más variopintos. Porque, al fin y al cabo, los especialistas vienen para darle profundidad a las clases de toda la vida en Battlefield. Y es que en el fondo esas clases (Asalto, Médico, Ingeniero y Francotirador) mantienen sus arquetipos, pero en esta ocasión con la posibilidad de personalizarlas al 100% sin restricciones.

Leer más:  Día de la comunidad y Shinx de noviembre de 2021

¿Que queremos un médico con un fusil de asalto como arma principal y un cañón M5 como dispositivo? Se puede sin problemas. Como si creamos una clase que toque distintos palos. Ahora bien, lo que hará que esa «clase» resulte única recae en realidad en el especialista, que será la figura que vendrá acompañada de una serie de características o dispositivos exclusivos. Falck, una de mis favoritas, puede curar a distancia con su pistola de inyecciones S21. Pero es que Mackay tiene un gancho, Sundance un traje aéreo y Paik un escáner EMG-X muy especial.

Esto añade mucha profundidad y complejidad a las batallas, porque no solamente son diez especialistas, sino cuatro clases a mayores sin restricciones que se pueden retocar a placer. Y claro, esto provoca un caos que no había antes en los Battlefield, para bien y para mal. Aunque en realidad la nueva escala de las batallas es la que propicia más descontrol, en especial por la verticalidad de algunos mapas, dejando en ridículo lo que experimentamos en Battlefield 4.

Este hoverboard va a subir por un lateral del rascacielos como está escrito. Y no será el último.

Al haber tantísimos jugadores en pantalla hace que sea más difícil aguantar con vida, sobre todo si estamos cerca de algún edificio de gran altura. El peligro puede venir de cualquier parte, máxime por culpa del traje aéreo de Sundance, que antes era más fácil divisar a un soldado tirándose de un helicóptero en paracaídas…

La pega es que esta escala de grandes dimensiones se muestre tan rácana con el uso de vehículos. Sí, desde la base partimos con varios de transporte y ataque terrestres, aparte de helicópteros y aviones para el aire, pero el número no es tan grande como debería teniendo en cuenta que hay 64 jugadores por equipo. Además, esas restricciones también se aplican a la hora de desplegar desde cualquier punto del mapa un vehículo tras lanzar una baliza. ¿El resultado? A veces es mejor suicidarse para llegar a un punto que haya asegurado otro grupo.

Tampoco va sobrado en cuanto al número de armas. Sin contar dispositivos, tenemos 22 armas de fuego divididas en cuatro subfusiles, cuatro fusiles de asalto, dos ametralladoras ligeras, tres fusiles semiautomáticos, tres rifles de francotirador, tres «utilitarios» (donde dos son escopetas) y tres pistolas. Y como es obvio, se van desbloqueando a medida que subimos nuestro rango principal.

Portal es la estrella absoluta en Battlefield 2042

Salvando la nueva escala (con eventos especiales) o la inclusión de los especialistas, el modo principal de Battlefield 2042 (All-Out Warfare) no deja de ser lo mismo que entregas pasadas al explotar los sempiternos Conquista y Asalto (aquí «Avance»). Mientras que por otro lado el modo Hazard Zone se antoja un tanto «duro» para la saga, al tener un ritmo que penaliza la muerte del grupo.

Como vimos hace unas semanas con la presentación oficial de este nuevo modo, aquí nuestro objetivo será asegurar una serie de paquetes de datos de unas cápsulas, para posteriormente extraerlos con éxito sin que nos maten el resto de jugadores (o bots de la máquina, que también hay). Su concepto es parecido a la Zona Oscura de The Division, en el sentido de que no obtendremos los mejores beneficios si no extraemos los paquetes. Si nos matan antes de tiempo tan solo se nos concederá un poco de dinero en base a otras acciones. Y para sacarle todo su jugo habrá que jugar mucho para poder desbloquear equipo más interesante.

Sin embargo, como hemos recalcado al principio, Battlefield 2042 ha debutado sin chat de voz, por lo que si jugamos con desconocidos no podremos hablar con ellos para comunicarnos. Y este modo se resiente ostensiblemente de esta guisa, por mucho ping que hagamos. Y tampoco ayuda que el mínimo error se pague con la partida finalizada, estando por lo tanto ante el modo de duración más ínfima…

Leer más:  Infinite fija fecha para sus batallas contra bestias mitológicas en PC

La otra cara de la moneda es Portal. No el Portal de Valve, claro, sino el nombre del otro modo que debuta en Battlefield. En esencia, un lugar donde casi todo es posible debido a la infinidad de parámetros que se pueden controlar, con reglas que pueden forzar el uso de un arma en concreto, modificar la vida, el número de tickets o cualquier otro tema más complejo. Y para su lanzamiento se ha visto acompañado de varios mapas icónicos de la saga entre Battlefield 1942 (el origen de todo), Battlefield: Bad Company 2 y Battlefield 3. Y para mí no tiene precio.

Volver a los míticos mapas de El Alamein y Batalla de las Ardenas es una gozada con el filtro de Battlefield 2042, máxime teniendo en cuenta que se respetan las clases y demás elementos del clásico originario de 2002. Por ejemplo, no nos curamos automáticamente, sino que dependemos en exclusiva del médico. Sí, como debe ser. Igual que hizo por aquella época Wolfenstein: Enemy Territory.

Es al final donde más horas he dedicado, principalmente entre Battlefield 1942 en Conquista y Battlefield: Bad Company 2 en Asalto, los modos que vienen por defecto como destacados. Y eso que la experiencia, por muy respetuosa que sea con los originales, no es exactamente igual y he notado cosas que no funcionan tan bien. Pero al menos consuela saber que DICE ya está trabajando en el próximo parche para empezar a solucionar los primeros problemas que se han detectado en todo Battlefield 2042… claro indicativo de que se ha estrenado con prisas.

BATTLEFIELD 2042 – PC (CIAB)

La opinión de VidaExtra

En definitiva, un lanzamiento mejorable para Battlefield 2042 que vuelve a poner de manifiesto lo mucho que dependen los FPS online del proyecto a largo plazo. No puede ser que lo mejor de un juego nuevo sean los mapas (y estilo) clásicos que rescata, sabiendo el potencial que tienen los especialistas dentro de unos mapas a gran escala. Necesita pulir muchas cosas y recibir más contenido. Y si DICE acaba incluyendo «Historias de Guerra» a lo Battlefield V, bienvenido sea.

Battlefield 2042

PlataformasPS5, Xbox Series (versión analizada), PS4, Xbox One, Steam, Origin y EGS
MultijugadorSí, online (hasta 128 jugadores en next-gen)
DesarrolladorDICE
CompañíaEA
Lanzamiento19 de noviembre de 2021

Lo mejor

  • Todas las variables del modo Portal
  • Volver a 1942, Bad Company 2, Battlefield 3…
  • La nueva escala de las batallas impresiona

Lo peor

  • La experiencia de juego necesita pulirse
  • Ausencia de campaña en solitario
  • Se echan en falta otros modos de juego

Deja un comentario

Armada Gamer