El hacker Gary Bowser tiene que pagar a Nintendo $ 10 millones además de su multa de $ 4.5 millones

Uno de los miembros clave de un grupo de piratería de Switch que vendía microchips recibió una segunda multa mayor.

Gary Bowser, miembro de un grupo de piratería llamado Team-Xecuter, fue condenado a pagar a Nintendo $ 10 millones por su participación en la venta de mods para Switch y 3DS.

La multa fue el resultado de una demanda civil entre Nintendo y Bowser, y fue separada de otra demanda federal en la que Bowser también fue multado con $ 4.5 millones.

En el caso anterior, Bowser y su compañero de Team-Xecuter Max Louarn fueron acusados ​​de 11 cargos, incluido fraude informático y conspiración para cometer lavado de dinero.

Si son declarados culpables, los dos hombres enfrentan largas condenas de prisión, y estos dos cargos por sí solos se castigan con hasta 20 años de prisión.

Leer más:  Las mejores ofertas del Black Friday para PlayStation Plus

En lugar de ser juzgado, Bowser se declaró culpable de dos cargos: traficar con dispositivos para eludir y conspirar para evadir medidas tecnológicas y traficar con dispositivos para eludir, y ofreció pagarle a Nintendo $ 4.5 millones, además de ayudarlos a encontrar otros miembros del equipo. .

Como resultado, la fiscalía acordó retirar todos los demás cargos, pero el juez advirtió que a pesar de aceptar la solicitud, Bowser aún podría enfrentar una sentencia de prisión por los dos cargos que se le imputan. en prisión.

Bowser estuvo involucrado en las actividades de Team-Xecuter, bajo este nombre de grupo y otros, incluidos Axiogame.com y Maxconsole.com, desde junio de 2013 hasta su arresto en septiembre de 2020.

El grupo ha creado y vendido una serie de «dispositivos de elusión ilegales» diseñados para permitir a los usuarios jugar ROM ilegales en sus consolas, incluidas Switch, 3DS, PlayStation Mini y SNES Mini, sobre todo el chip SX Pro y SX. OS, que permitió leer ROM en el Switch.

Leer más:  PlayStation Showcase: todas las novedades

Bowser era responsable del sitio Maxconsole.com, que servía como centro de marketing de dispositivos y soporte al cliente. También dirigió un sitio que contenía bibliotecas ROM que ofrecían copias ilegales de 13.630 juegos.

Aunque el propio Team-Xecuter estuvo en el centro de estos casos particulares, Nintendo también demandó a terceros minoristas que vendieron los productos del grupo.

Tom Dilts Jr, el operador del sitio web Uberchips con sede en Ohio, vendía productos Team-Xecuter, hasta que Nintendo presentó una queja en mayo de 2020. Dilts Jr desactivó el sitio y acordó pagar a Nintendo 2 millones de dólares por daños.

Deja un comentario

Armada Gamer